Desde que el lobo, de la mano del Doctor Rodríguez de la Fuente, protagonizara los grandes documentales sobre la fauna ibérica. Premios internacionales colocaban al carnívoro español en posición de competir con los documentales sobre los leones africanos o los osos de Alaska. La gran labor conservacionista del Doctor Rodríguez de la Fuente ayudó sin ninguna duda a que la visión popular del lobo diera un giro de 180 grados hacia su protección.

Lobos y Leones Marinos



Avistamiento de lobos y leones marinos
En Uruguay sobre la margen del Océano Atlántico se encuentran varias islas, como las Islas de la Coronilla, Isla de Castillo Grande, Isla de Torres, en el departamento de Rocha y Isla de Lobos, en el departamento de Maldonado.
Allí habitan unas de las más importantes colonias de lobos marinos del mundo, y dentro de los lobos marinos dos especies el lobo fino o de dos pelos - Arctocephalus australis - y el león marino o de un pelo - Otaria flavescens -.
Lobo fino - Arctocephalus australis -.
El lobo fino de América del Sur es de color gris, con algo de plateado o rojizo en su dorso y gris naranjo en su vientre. El pelo externo es de dos colores, cuzco o rojizo con gris, su felpa interna es de color marrón oscura en la base y más clara en los extremos.
Las pequeñas crías desde el nacimiento son todas negras hasta la primera muda de su pelo, luego adquieren color gris claro.
El hocico de los lobos marinos es puntiagudo y presentan un marcado dimorfismo sexual, los machos en el cuello tienen el pelo más largo y abundante, son de mayor tamaño que las hembras, miden 1, 90 metros y pesan 160 Kg., más que las hembras, que llegan a medir 1, 50 metros y pesar 50 Kg.
Esta especie se encuentra sobre la costa atlántica, desde San Pablo - Brasil, hasta el extremo sur del continente americano; y sobre la costa pacífica, desde el extremo sur al norte hasta Perú.
Nuestra colonia de lobos Marinos.
La colonia de lobos finos de Uruguay no es migratoria, permanece y se reproduce en estas tierras durante todo el año.
Durante el invierno se ha observado que grupos de 20 lobos viajan unas 60 y hasta 100 millas al este de las Isla de Lobos. Mientras que los lobos finos machos jóvenes, de 6 meses de edad viajan hacia la costa y se internan tierra adentro ciento de metros.
En el verano algunos territorios son ocupados por grupos reproductores, que se integran de forma compleja; y el resto del año dichos territorios son ocupados por variada población de lobos.
El área en que se alimentan los lobos finos es sobre la plataforma del continente en áreas lejanas y aguas profundas, se alimentan de peces, cefalópodos, crustáceos, lamelibranquios y caracoles marinos.
En 1953 habían 26. 444 lobos, los cachorros eran unos 9. 149 y los adultos 17. 295 en la Isla de Lobos; luego y hasta hoy las crías aumentaron, en 1981 los cachorros eran 14. 815. Si comparamos cifras el aumento fue del 99 % y en 1993 los investigadores contaron 22. 000 cachorros.
Lobo común o León marino - Otaria flavescens -.
El nombre "león marino" proviene de su grueso cuello y melena en la cabeza del macho; en su parte anterior tienen importante grasa subcutánea, con capas de músculos espesas y la espalda muy bien desarrollada. Son de color marrón amarillento, con hocico grande y chato, sus crías desde el nacimiento hasta el primer mes de edad tienen su pelo de color negro.
Los machos pesan entre 300 y 350 Kg. y miden 2, 60 metros, mientras que las hembras pesan 150 Kg. y miden 2 metros de largo.
La hembra con la mitad de peso que el macho y un poco menor longitud, posee también cabeza más pequeña, mientras que los machos jóvenes si bien se parecen a las hembras y antes que les crezca la melena, ya tienen su cabeza que los diferencia de su otro sexo. La hembras jóvenes son las más livianas y su apariencia es parecida a la de los cachorros.
Las crías o cachorros en su pelo y tamaño son parecidos a las hembras, aunque sus cabezas son más grandes que el resto de sus cuerpos.
Los leones marinos de América del Sur habitan las costas del océano Atlántico desde Río de Janeiro - Brasil, hasta el extremo sur del continente americano, y en la costa del Pacífico desde el extremo sur hasta Zorritos - Perú y las Islas Galápagos.

Nuestras colonias de Leones Marinos.
Los leones marinos no migran todos, solo los machos de la costa o de las islas que se van al mar por algún tiempo cuando finaliza el período de cría; algunas veces también machos y hembras se mueven en grupos y en ciertas direcciones, navegando aguas dulces del Río de la Plata, e internándose por el río Uruguay; incluso se les han visto algunos en la Isla de Las Pipas en la boca del Río de la Plata.

Se alimentan en aguas con poca profundidad a menos de 5 millas de la costa y cerca de donde se encuentran sus crías; comen peces, crustáceos, moluscos como pulpos, calamares y a veces solo nadan dentro de los bancos de peces.
En 1953 se registraron 7. 159 crías en todas las islas del Uruguay, en 1956 se registraron 9. 116 y números similares en 1973/5, mientras que en 1993 los investigadores solo pudieron registrar 1. 500 crías.
Los lobos y leones marinos conviven pacíficamente.
Los mismos cohabitan de forma pacífica dado que no se alimentan en los mismos lugares en el área terrestre y ni en el área marina.
Las áreas rocosas escarpadas son ocupadas en su mayoría por los lobos finos, lugar que se reproducen y se colocan a orillas en charcos y en la arena, los grupos de las crías se ubican en lugares de acuerdo a sus limitaciones y capacidades de los cachorros.
Mientras que el león marino posee mayor tolerancia a las temperaturas por su estructura física, echándose arena sobre el cuerpo, o haciendo pozos en el suelo arenoso para que su cuerpo baje de temperatura.
Otra diferencia que posibilita la convivencia de estas dos especies, son los diferentes ciclos de reproducción que no se superponen, cuando finaliza el período de cría del lobo fino, comienza el período de cría del león marino; incluso algunos grupos de leones se instalan en donde estaban los lobos antes, para ya entrado el invierno ambas especies conviven en armonía.
Las crías de ambas especies por lo general se encuentran al noreste de las colonias de los lobos y de la colonia de los leones marinos.
Por su preservación ...
Existen 15 especies de lobos marinos que han sido explotadas hasta casi hasta extinción, luego las matanzas se redujeron y en la actualidad casi todos los países cesaron y prohibieron la matanza, inclusive en Uruguay; con excepción de algunas partes del mundo, donde es el sustento de poblaciones indígenas.
Algunas recomendaciones para la observación de lobos y leones marinos:
- Es muy importante no acercase a corta distancia, no tocarlos, especialmente en la época de reproducción, ya que esto podía ser perjudicial tanto para los lobos y leones, como para la seguridad de usted.
- Si desea visitar algunas de las islas habilitadas donde habitan los lobos y leones, infórmese en los centros de información turística o guías turísticos de nuestro país.
- Otra manera no invasiva de realizar la observación de lobos y leones puede ser de forma embarcada y a distancia prudente.
- Desde tierra firme también puede observar estos lobos y leones marinos, ya que los mismos van a playas cercanas de sus colonias, como Cabo Polonio.
Lugares en que se encuentran las colonias de lobos y leones marinos del Uruguay.
Isla de Lobos - Dpto. de Maldonado. Isla de Torres - Dpto. de Rocha.

 
 
 
 
Copyright © Lobo Astur